Heterotopias menores: delirando a vida como obra de arte