El cuerpo extraño: Orgánico, demasiado orgánico